Llama Violeta

Llama Violeta


 

 

 
 
 
 
 
 

 

POESÍAS SELECCIONADAS

 
 
   
 Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman
el cielo se deshace en rayos de oro
la tierra se estremece alborozada
oigo flotando en olas de armonía
rumor de besos y batir de alas,
mis párpados se cierran... ¿Qué sucede?
¿Dime?... ¡Silencio!... ¿Es el amor que pasa?

Gustavo A. Becquer

   

Amo el trozo de tierra que tú eres,
porque de las praderas planetarias
otra estrella no tengo. Tú repites
la multiplicación del universo.

Tus anchos ojos son la luz que tengo
de las constelaciones derrotadas,
tu piel palpita como los caminos
que recorre en la lluvia el meteoro.

De tanta luna fueron para mí tus caderas,
de todo el sol tu boca profunda y su delicia,
de tanta luz ardiente como miel en la sombra.

Tu corazón quemado por largos rayos rojos,
y así recorro el fuego de tu forma besándote,
pequeña y planetaria, paloma y geografía.
Pablo Neruda

********

Si elegimos sentirnos bien,
     todos los días nos sobrarán motivos
     para sentirnos bien;
     si elegimos sentirnos mal,
     todos los días nos sobrarán razones
     para sentirnos mal.
     ¡ Pensémoslo !
     Y tal vez descubramos
     que lo importante y decisivo
     no es lo que pasa fuera de uno
     sino lo que hacemos que suceda
     dentro de uno mismo,
     y que no son los otros,
     las cosas o los acontecimientos
     los que nos hacen sentir mal,
     sino nuestro modo de vivir frente a todo...

                                   ( Anonimo)

********

EL TRIUNFADOR...

* Cuando el egoísmo no limite tu capacidad de amar...
* Cuando confíes en ti mismo, aunque todos duden de ti, y dejes de preocuparte por el qué dirán...
* Cuando tus acciones sean tan concisas en duración
 como larga en resultados...
* Cuando puedas renunciar a la rutina sin que ella
altere el metabolismo de tu vida...
* Cuando sepas distinguir la sonrisa de la burla,
y prefieras la eterna lucha que la compra de la falsa victoria...
* Cuando ser espontáneo te libre del método...
* Cuando actúes por convicción y no por adulación...
* Cuando puedas ser pobre sin perder tu riqueza,
y rico sin perder tu humildad...
* Cuando sepas perdonar, tan fácilmente como ahora te disculpas...
* Cuando puedas caminar junto al pobre sin olvidar
 que es un hombre y junto al rico sin pensar que es un Dios...
* Cuando sepas enfrentarte a tus errores tan fácil
 y positivamente como a tus aciertos...
* Cuando halles satisfacción compartiendo tu riqueza...

* Cuando sepas manejar tu libertad, para pensar,
 hablar, leer, escribir y hasta escuchar sin caer en los excesos...
* Cuando sepas obsequiar tu silencio a quien no te pide palabras, y tu ausencia a quien no te aprecia...
* Cuando ya no debas sufrir para conocer la felicidad
y no seas capaz de cambiar tus sentimientos o tus metas,
 por el placer...
* Cuando no trates de hallar las respuestas en las cosas
que te rodean, sino en tu propia persona...
* Cuando aceptes los errores, cuando no pierdas la calma...

Entonces, y sólo entonces, serás un Triunfador!!!
(Anónimo)

"Como crece solitario y vigoroso

El árbol en la montaña,

Así yo, vida tras vida,

Crecí en soledad y en estatura.

Y me esforcé por alcanzar la cumbre.

Hasta que al fin,

Oh, Maestro de Maestros,

Rasgué el velo que Te separaba de mí;

Ese velo que Te ponía tan lejos.

Ahora, Amado, Tú y yo somos uno.

Como el loto hace hermosas las aguas,

Así Tú y yo completamos la perfección

de la vida.

Oh, Maestro,

Tu juego es mi juego,

Tu Amor es mi amor.

Tu Sonrisa ha inundado mi corazón.

Mi tarea es Tu Obra.

Te inclinaste hacia mí, Oh, Amor,

Como yo me incliné hacia Ti,

A través de incontables edades.

El velo de separación está deshecho,

Oh, Amado,

Tú y yo somos uno."

KRISHNAMURTI

********

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

 

Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.

 

Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.

 

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda   

 
 
 
 
Apps de El Místico para acceder a los contenidos desde Smartphone o Tablet.

Ingresa con tu celular o tablet

 
 

Buscador interno de El Místico

              Consulta de búsqueda